SEMIOLOGIA PSIQUIATRICA Y PSICOPATIA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

  [ Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]
 

 

 Nunca es tarde

Para: marietanweb@gmail.com

Fecha: 29-mar-2006 12:38

Asunto: May de Guadalajara, México

 

Dr. Marietan:

Doctor, tengo 56 años y ya no soy una jovencita que cursa una carrera; mi interés es mantenerme ocupada y si es posible ayudar a mi comunidad. Mi deseo es especializarme en el área de la depresión y el suicidio.

Estoy estudiado en una Universidad Americana que ofrece la carrera vía Internet. No es fácil organizar lo que ellos le llaman el PENSUM, integrar Bibliografía, organizar la forma de estudios, en fin.

Acabo de terminar mis estudios de Preparatoria con ellos mismos. Me case muy joven y no concluí mis sueños de estudio, ahora lo estoy haciendo. Los hijos crecieron se fueron a vivir fuera de la ciudad y algunos del país, por lo tanto la mente es traicionera y la mejor forma es mantenerme ocupada. Reconozco la depresión en mí, la melancolía y a veces la hipocondría y esa sensación de lo que llaman "Nido Vacío" esta muy presente. Estoy Ocupándome en lugar de Preocupándome. Me atrevo a pedirle si es posible una orientación de cómo organizar mis estudios para la licenciatura que estoy estudiando.

Gracias.

May

 

 

May:

Primero destaco su entusiasmo en iniciar una carrera universitaria.

Use este hecho como un eje.

Haga que una parte de su vida gire sobre él.

No mire para atrás, como Edith la esposa de Lot. No se fije en su edad. La edad que importa es la del espíritu. Porque lo que usted va  a alimentar es su espíritu, le dará más conocimientos que harán más fluida la comunicación con usted misma. Esa es la riqueza que sacará de esto. Conocerse a sí misma. No lo notará, al principio. Pero a medida que avance, que supere los obstáculos, sentirá que se fortalecerá cada vez más. Y este fortalecimiento se expandirá a todas las áreas de su mente. Aumentará su autoestima, que es el recurso que tenemos para querernos, para apreciarnos ante cada logro y que nos da un resto para soportar las caídas.

No será fácil.

En realidad nada que valga la pena es fácil.

Costará, pero debe mantener firme el timón rumbo a la meta.

Lo que emprende es una carrera y toda carrera tiene sus alternativas: altas y bajas, aciertos y derrotas.

Las derrotas, en el estudio (y en general en la vida) nos enseñan duramente cómo debimos proceder. Las derrotas nos hacen más sabios. El error nos hace más humano, nos da la dimensión de de nuestra humildad y no indica qué es lo que no debemos repetir. Hay personas que se critican por sus errores y, peor aún, se derrumban. No han entendido la riqueza del error, su don de maestro. Algunos, más necios aún, echan la culpa de sus errores a otros y no aprenden nunca.

Cada acierto es un ladrillo más en la construcción de nuestra carrera y cada fracaso un ladrillo que cae. Sólo hay que levantarlo y ponerlo, esta vez, correctamente. Nada más.

 

Cuando crea que su edad cronológica le juega en contra, piense qué de positivo tiene la experiencia de vida que tiene. Eso le dará algo valioso: criterio de vida. Su visión sobre lo que estudia tiene este valioso plus: la experiencia de vida. Así los contenidos de las materias le serán más asimilables. Comprenderá mejor a los otros.

 

Por sobre todos estos argumentos hay un factor que es dominante: se llama "Ganas". Ganas de superarnos, Ganas de servir, Ganas de auto ayudarnos, Ganas, en definitiva de sentirnos vivos, vibrantes.

 

Verá que cuando supere el primer gran obstáculo, el miedo y a su embajador el  “Yo no puedo”, la mente se organiza para encarar el objetivo. Lea varias veces lo que le pide la Universidad, las normativas de los trabajos y no se deje bloquear por “el Todo”, divídalo en partes y trabaje primero con la parte que le resulte más fácil y luego prosiga con la siguiente. Con este método aprenderá un estilo de estudio que lo irá adaptando a medida que consiga resultados. Vaya de lo sencillo a lo más complejo. Y le dejo una última bandera: “Si otros los hicieron, yo también lo haré”.

 

Le deseo lo mejor

 

Dr. Hugo Marietán

29 de marzo de 2006

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI