Semiología Psiquiátrica y Psicopatía

Sitio del Dr. Hugo Marietan

PRINCIPAL - ARTÍCULOS - PSICOPATÍA - ESQUIZOFRENIA - DEPRESIÓN

Otros autores - SEMIOLOGÍA PSIQUIATRICA - Poesías y Cuentos - Cartas comentadas

Carta

Brote psicótico esquizofrénico

Dr. Marietan:
Mi hijo quien hoy tiene 28 años y según el primer diagnostico sufre de esquizofrenia. En esa oportunidad  mi estado de shock era tal  que reconozco que la información que le envié, además de la forma,  bien pudo ser interpretada como caótica.  Ha pasado mucho  tiempo y demasiadas experiencias, difíciles, no deseadas. Hoy  vuelvo a necesitar de su consejo y de su sapiencia para tomar decisiones que puedan aportar para el manejo de todo lo que mi hijo , su padre y yo estamos sufriendo.
Debería comenzar por el principio para brindarle detalles de todo lo que ha sucedido. Pero prefiero contarle los últimos acontecimientos.  Mi hijo, estaba  y esta siendo atendido por un psiquiatra de mi ciudad una vez por mes y una vez por semana una psicóloga recomendada por el para cumplir con el objetivo de aceptar y comprender la importancia de la medicación , esto ocurría hace 6 meses. Mi hijo con el consentimiento del Medico y la Licenciada se fue a vivir solo, pero nosotros no demasiado convencidos utilizamos como estrategia que el viniese a almorzar todos los días, además su trabajo que se desarrolla en el mismo ámbito que el de mi marido era una situación que nos permitía , tener “controlada” la situación. Lo cierto es que yo notaba algunas pequeñas señales, ya que el hacia esfuerzos enormes por que no fueran evidentes, que me hacían pensar que algo no estaba bien. Miradas, gestos , movimientos de sus dedos , debo insistir, muy sutiles, muy pequeños para que fuesen reconozco advertidos  por alguien , incluso su padre y sus hermanas. Yo les preguntaba frecuentemente, como lo viste, como actuó hoy , etc. Le confieso que esta situación generaba en mi un doble sentimiento , por un lado sentía que era como la pesada de la familia viendo cosas, que otros no veían y por el otro era tal la impotencia que comencé a hacer manifiesto mi estado de preocupación,  -hijo estas fumando marihuana? –No vos no me tenes confianza – estas tomando el remedio? . En el medio de estas preguntas, realizadas como al pasar para no generar ninguna ruptura  que pudiese promover el alejamiento, mi certeza comenzaba a crecer en soledad. Una mañana dejo todas sus cosas en el lugar de trabajo, celular, dinero, documentos etc. Y se retiro, como lo hago habitualmente , llame por teléfono para preguntar como estaban las cosas y todos se percataron que había salido sin nada y que no regresaba. Habrían pasado 2 horas y mi angustia se convirtió en desesperación, llame a mi hija , a mi marido y les dije que recorran las calles de la localidad para ver si lo podían encontrar. Finalmente a las 4 horas regreso al lugar de trabajo, desorientado, despeinado, desarreglado  y en esas condiciones lo convencieron de venir a casa. Inmediatamente llame por teléfono a la clínica donde lo atendía su psiquiatra y luego de hablar con un residente, me aconsejo que lo llevara recién al otro día. Preparamos una cama en el living y luego de negarse a comer y de hacer enormes y a esa altura inútiles intentos para querer demostrar que todo estaba bajo control nos fuimos a dormir. Un grito desesperante nos despertó a la madrugada , mi marido y yo acudimos y nos encontramos con un cuadro desesperante, una frasada prendiéndose fuego casi hasta el techo, había sido colocada sobre una lámpara de pie, mi hijo desnudo y sin posibilidades de movilizarse gritaba, voy a morir , voy a morir… Lo convenci que fuera a nuestra habitación a nuestra cama y descansara, nosotros apagábamos el fuego y todavía no podíamos salir de nuestro asombro, el es una persona incapaz de actuar de forma agresiva. Cuando logramos apagar el fuego– que paso , hijo que fue lo que paso, no podia responder. El estaba de rodillas en la cama y se tapaba con una frasada la cabeza y no respondia, estaba completamente ido. Aun con la poca luz me di cuenta que estaba su cuerpo enrojecido y le dije a mi marido esta todo quemado, llamemos al hospital. Lo hicimos y como respuesta llego un medico de guardia muy jovencito, mi hijo comenzaba a alterarse y seguramente su expresión , y la situación asustaron al medico que nos confeso que no se animaba a conocarle un calmante. Lógicamente me enoje, y le pedi que se retiraran, tomamos el auto y envolviéndolo en una frasada salimos con el en un estado imposible de narrar. Estaba completamente delirado, hablaba en otro idioma, escribia en los vidrios del auto palabras o claves imposibles de desifrar. Quiero aclararle que nosotros vivimos en el campo, que teníamos que viajar 200 kilometros en esas condiciones, cuando hicimos aproximadamente 40 kilometros y a la altura de una pequeña localidad el estaba tan alterado sacándose a tirones las enormes ampollas que paramos en la salita de primeros auxilios para ver si teníamos mas suerte y alguien le suministraba un calmante. Cuando paro el vehiculo, el salió corriendo , volvió a quitarse la ropa y desnudo comenzó a correr por una ruta que si bien no es muy transitada cuando pasan camiones o vehículos lo hacen a gran velocidad. Mi marido corria tras el, y yo intentaba convencer a la enfermera de que por favor lo viera , lo vendara y le suministrara un calmante. El padre logro estabilizarlo, hablándole y logro que se vistiera, acepto el tranquilizante y unas cremas con antibiótico. Viajo el resto del camino bastante tranquilo, cuando se quería incorporar, yo le decía recostate hijo descansa y por suerte lo hacia. Llegamos a una clínica, lo tuvieron en la guardia y un medico especialista en estética que había trabajado en el hospital del Quemado evaluo sus quemaduras  y dio orden de que le realizaran las primeras curaciones, porque dijo esto es para el hospital del quemado, hay lesiones profundas. Lo vendaron, le colocaron suero y seguimos el viaje otros 200 kilometros. Previo pasamos por la clínica con el suero y mi hijo en lamentables condiciones para que el psiquiatra nos diese un certificado e instruyera sobre la medicación. Alli me entere que mi hijo había decidido, según el profesional, no tomar mas el medicamento , y quede atónita, cuantas veces le pedí que estuviésemos comunicados, que nos informara sobre cualquier situación para estar prevenidos nunca lo hizo…. Teniamos una prioridad era atenderlo por sus quemaduras, seguimos viaje, llegamos y lo internaron. Mi hijo comenzaba a ponerse nuevamente mal, entonces les entregue el certificado del medico psiquiatra que decía: Responde bien a tal medicación…., padece un trastorno esquizoafectivo. Cuando le dije al medico de guardia llamo a la psiquiatra del hospital y ella considero que ese medicamento no se le podía suministrar  por que podía generar mas inconvenientes.El medicamento que el tomaba y ahora  toma todavía es Lapenax 100 en conprimidos. Pero le suministraron clonazepan. Esa noche el estaba muy mal, comenzaba a delirar nuevamente y escuche la conversación entre el enfermero y un medico de guardia._ quedate tranquilo, le voy a dar algo que no te va a molestar en toda la noche. Efectivamente mi hijo se durmió, y por la mañana tenían que comenzar con el tratamiento que usted sabra es muy cruento, razón por la cual ( me refiero al lavado de las quemaduras, 16 % del cuerpo) les ponen a todos los quemados anestesia total. Cuando esperábamos en la puerta del quirófano que lo llevaran a la habitación , nos pareció que la situación se demoraba mas de lo previsto , salió un medico y dijo tuvimos un problema el no se despierta, lo vamos a trasladar a terapia intensiva y lo vamos a intubar. Mas tarde supimos que la sumatoria de los calmantes para que el enfermero estuviese tranquilo por la noche , casi lo mata. Estuvo 3 dias en terapia intensiva intubado, con zondas para comer, para orinar con pañales etc. Por suerte salió de eso y volvió a la habitación. Estuvimos internados mas de dos meses, digo estuvimos porque un familiar debía quedarse con el las 24 horas para atenderlo. El se quemo las manos el pecho, la ingle el cuello….
Sucedió algo que me impacto, después de estar en terapia, mi hijo era otra vez mi hijo, quemado si, pero no había signos de delirio, comenzamos a charlar mucho y me dijo nunca creí que pudiera hacer una cosa así. Me conto que el prendió fuego y que todo lo que le sucedió había sucedido en una película que había estado viendo reiteradamente, me dijo que eso era un juego peligroso, que el sabia como entrar. Que era como una gran atracción, que esa noche nosotros éramos parte de la conspiración, por momentos lloraba y me decía que tenia mucho miedo de lo que había sucedido. Durante esos dos meses que estuvimos juntos y que tuvo que padecer esas curaciones terribles, lógicamente para todos los internados, hablamos de todo. De su soledad, de lo sucedido. Paralelamente, mi marido  y yo en menor grado ya que tenia que estar con el, fuimos a ponernos en contacto con una fundación que se dedica al tema de la esquizofrenia específicamente, con psiquiatras y psicólogos y charlas de ayuda para los familiares, solo fui a una. También comencé a moverme por otros lados y charle con un psiquiatra que me comento que el estaba todavía en crisis pero me dijo algo así  como que había teorías que indicaban que cuando existía un dolor físico los trastornos psíquicos pasaban a un segundo plano. Tuve que creerle porque eso estaba sucediendo con mi hijo.
Cuando le dieron el alta, claro que no definitiva , porque tenia que realizarse, mas curaciones y cuidados especiales, regresamos a casa. No quería dormir solo, con mi marido nos turnábamos  en un sillón para cuidarlo. Doctor usted imaginara que nosotros también teníamos miedo, por el , por nosotros, por todo. El se sintió muy afectado cuando regresamos porque en esta casa ocurrió todo y según nos decía le volvían las imágenes y comenzó a manifestar que tenia alucinaciones auditivas. Le pedimos nuevamente una cita con su psiquiatra y cuando llegamos el le manifestó al profesional que se quería internar. Estuvo 15 dias, volvieron a suministrarle el medicamento Lapenax .  Habia omitido decirle que cuando el dejo de tomar el medicamento se trataba de mirax.  Regreso a casa comenzó con su trabajo gradualmente y ahora viene la catarata de preguntas que yo le quiero hacer .
El estaba yendo cada 35 días al psiquiatra. Toma 125 mg de Lapenax. ¼ al mediodía, y una pastilla entera por la noche. Tambien viajaba una vez por semana a visitar a la psicóloga, parte del equipo del medico. Hace dos días le dijo que no era necesario todas las semanas que fuera UNA VEZ POR MES—Mi hijo, el paciente, le dijo que no, que necesitaba por lo menos 2 veces por mes. Ella accedió.  Doctor será posible que se vuelva repetir la historia, antes de lo ocurrido la psicóloga le había propuesto reducir la cantidad de consultas .
Que criterios rigen en estos casos?
Jamas nos informan sobre la evolución de su enfermedad, tampoco sabemos a no ser por el diagnostico que nos entrego aquel dia que fue internado en el hospital del Quemado . Trastorno Esquizoafectivo.
La esquizofrenia es lo mismo que el trastorno esquizoafectivo
La primera vez que lo atendió nos dijo que padecía de esquizotipia
Doctor usted es docente, podría aclararme esto porque no logro que este profesional lo haga.
Por que si todo el material disponible señala que la participación de los familiares es fundamental en este caso nos ignoran? Puede un paciente tomar la decisión y ser aceptada por un psiquiatra de suspender la medicación cuando en todos los manuales se habla de lo peligroso que es abandonar abruptamente el  medicamento a riesgo de tener una crisis que es lo que evidentemente sucedió con mi hijo?  Por que no nos comunicaron este hecho?
Yo me niego a creer que no se puede hacer algo más. Creo que estos profesionales están programados para situaciones extremas pero que no contemplan el proceso posterior a la crisis, aunque yo particularmente creo que mi hijo todavía esta atravesando esa crisis.
Leyendo y leyendo, lógicamente con mis limitaciones, entiendo que puede ser importante de acuerdo a lo que sostienen algunos profesionales  realizar controles de la actividad cerebral , de la conformación del cerebro. Cuando comenzó todo esto una doctora que nunca mas pude ubicar porque estaba transitoriamente en Santa Teresita, creo que era de La Plata me sugirió realizarle un electro, de allí derivó a una tomografía computada con el resultado de una mal formación venosa, de allí a un estudio que no se como se llama mas complejo realizado en un hospital privado de Córdoba donde le hicieron un estudio invasivo con zonda desde la ingle hasta la zona frontal creo. Tengo mucho material que nadie vio. Esta depositado en un cajón. El psiquiatra dijo que eso era una tontería, que no era necesario hacerle ese tipo de estudios. Pero lo que leo, refiere a otra cosa. Creemos que en  su primer brote( no podemos decir todavia si realmente fue el primero ya que no vivia con nosotros), el electro mostro una actividad “anormal”  y eso derivo en los otros estudios. Siempre creí, que alguna importancia debía tener sobre todo en sus ausencias, segundos nada más pero lo suficiente como para perder el hilo de una conversación.
He modificado muchas, conductas, con respecto a mi hijo. Ya no pregunto, espero que el me cuente. Eso lógicamente no sucede todos los días. En mi intento por ayudarlo he contratado un profesor que tiene periódicas charlas con el sobre diversos temas, mi intención es tratar que pueda lograr concentración, que pueda adquirir nuevos conocimientos, de una forma muy sui generis lógicamente, pero es a mi entender una forma de colaborar para por lo menos no profundizar su deterioro cognitivo. Nosotros con mi pareja tenemos una relación buena, nos apoyamos y tratamos de trabajar todo lo posible en ayudar y facilitar las cosas para mi hijo . Tenemos miedo que vuelva a consumir, porque según se nos dijo eso neutraliza el efecto de la pastilla. Por otro lado me pregunto, la pastilla la deberá tomar eternamente, puede el medicamento a largo plazo afectarlo aun más.
Puede una persona que padece un trastorno de estas caracteristicas resolver su problema de comunicacion de una forma increible aunque por poco tiempo , esta de mas decirlo, con marihuana? Es posible que esta hierva desbloquee su problematica afectiva y de comunicacion si estamos frente a un paciente psiquiatrico?
Como quisiera tener la oportunidad de una segunda opinión medica pero de un especialista que evalúe realmente su situación.
Muchas veces me pregunto y si el esta entre los que pueden superar la enfermedad si es que la tiene?
Yo coincido totalmente con usted en su trabajo , desde la visión y observación de una madre claro, cuando dice que nunca dejan de tener conciencia de lo que  ocurre, eso realmente lo confirman todos los detalles que me ha contado mi hijo sobre sus tristes experiencias. Con respecto a las alucinaciones auditivas el me ha dicho que es como escuchar su propio pensamiento pero desde otro lugar, radio, personas que charlan en un bar, etc. El siempre me dice que el sabe que son sus pensamientos pero que se asusta al tener esta sensación extraordinaria.
Doctor, usted es un PROFESIONAL, y seguramente esto es mas de lo mismo, pero si todavía esta leyendo esta carta y ha llegado a este lugar, ayúdeme, oriénteme, guíeme.
Siempre le estaré agradecida.
Gracias . Seguramente estaré ansiosa esperando su respuesta. Si usted necesita mas información pídamela. Gracias!!!

 

 

 

 

 

Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click Aqui