SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

htpp://www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Noticias

El descuartizador de Río Gallegos

Fuente: http://www.elperiodicoaustral.com/diario/noticias.php?leer=123254

6/9/2008

 

HORROR EN RÍO GALLEGOS 

Una mujer fue descuartizada en una obra en construcción  

De  27 años oriunda de Trelew fue descuartizada por un joven de 25 años oriundo de Salta. El asesino se entregó a la policía. Aún  no pueden determinar el móvil del homicidio. El sujeto está alojado en un calabozo de la Seccional Primera a disposición del juez Lozada

El magistrado lo indagaría en las próximas horas. Los nombres de la víctima y su victimario permanecen en reserva a pedido del magistrado que entiende en la causa.

Habían pasado sólo algunos minutos de la medianoche de ayer cuando los bomberos de la Unidad 2º y los efectivos de la Brigada de Investigaciones quedaron estupefactos. Es que habían ido a sofocar un principio de incendio en un predio abandonado sito en la calle Richieri entre Marcelino Alvarez y Don Bosco. Específicamente este predio está ubicado frente a la Ex Swift. Allí encontraron dos manos, una pierna completa y parte de otra pierna que habían sido incinerados en parte.

Desde ese momento comenzaron todas las investigaciones de la policía. Hasta el lugar del hallazgo fueron los efectivos de las Comisarías 1º y 4º por cuestiones de jurisdicción. El predio se llenó de patrulleros que con la balizas iluminaban todo el lugar y los vecinos comenzaron a asomarse en las ventanas para poder conocer lo que había pasado.

En forma simultánea dos chicos de unos 14 años que caminaban por la calle Los Pozos a la altura del Supermercado La Anónima, realizaron otro macabro hallazgo, sobre la vereda de un comercio habían tirados dos brazos y parte de una pierna. Pero no habían más elementos e incluso no habían rastros del asesino.

A esa hora de la noche, las 00:30 aproximadamente, el juez Santiago Lozada ya se encontraba en el predio sito frente a la Swift y se dirigió junto a las autoridades policiales hasta el lugar donde habían aparecido más partes de un cuerpo humano.

El Juez dio todas las directivas para preservar los lugares y comenzar con la investigación. Fue en ese momento en que llegó más información al lugar del hecho, el supuesto autor de ese homicidio se había entregado en el Cuartel Central de Bomberos. Con ello, el Juez junto al comisario Valenzuela y otros jefes policiales fueron hasta la sede de Bomberos ubicada en la calle Lisandro de la Torre y Silvano Piccard (la otra punta de la ciudad). Es que ahí estaba el presunto autor del asesinato.

Cuando llegó Lozada ordenó la detención de este sujeto, un joven de unos 25 años oriundo de la provincia de Salta, que hace sólo un mes se encontraba en esta capital y estaba trabajando como electricista en una obra en construcción ubicada en la calle Don Bosco Nº 1137 donde además pernoctaba y cuidaba del lugar.

A esa hora de la madrugada el Juez dialogó muy brevemente con esta persona quien aparentemente habría confesado el hecho.

Inmediatamente el Juez encabezó la comitiva que se dirigió hasta la obra en construcción donde habitaba este sujeto de 25 años. El Juez fue el primero en ingresar y luego ordenó la preservación del lugar. Es que allí estaba el tronco y la cabeza de la víctima. Además también había un bolso con la documentación de esta mujer. Lo asombroso era que el lugar estaba completamente limpio, a simple vista no habían rastros de que allí hubiera ocurrido una masacre.

 

MUCHAS HIPÓTESIS

Desde el momento del hallazgo de estas partes de un cuerpo humano comenzaron a circular innumerables hipótesis sobre cómo y de qué manera ocurrió ese hecho. Pero a esa hora de la madrugada todavía no se habían corroborado los datos del asesino. Algunos vincularon el hecho con un crimen mafioso pero con el correr de las horas y a medida que se iban colectando pruebas el panorama era un poco más claro para dejar paso a una hipótesis más convincente.

Aparentemente, siempre en el plano de las suposiciones, este hombre habría conocido a su víctima hacía pocos días y el mismo viernes en horas de la tarde se habrían encontrado por segunda vez. En este encuentro él la habría invitado a beber una copa en la obra donde residía y ella habría aceptado. Pese a que todavía no han determinado el móvil del homicidio, en ese momento se habría iniciado una discusión donde la víctima habría recibido dos lesiones –que luego fueron confirmadas en la autopsia- una con un arma blanca y la restante con un elemento contundente en la cabeza, sería una masa. Aparentemente al momento de recibir el golpe en la cabeza la mujer habría fallecido. Momentos después el asesino habría comenzado a seccionar el cuerpo de una forma que llamó la atención de los investigadores porque los miembros de la víctima fueron seccionados con mucha precisión lo que hace suponer a los pesquisas que este hombre sabría despostar animales.

Los pesquisas presumen que en ese momento el asesino habría intentado deshacerse del cuerpo y habría llevado las manos, una pierna completa y parte de otra pierna al predio ubicado frente a la Ex Swift donde los habría rociado con un líquido combustible y los habría quemado.

Eso fue lo que llamó la atención de los policías, el principio de incendio de pastizales así fue como comenzaron a encontrar las partes del cuerpo de la víctima.

Luego y continuando en el plano de la suposición, este hombre habría regresado a su lugar de residencia pero al generarse todo el movimiento policial por el primer hallazgo llevó los brazos y el resto de una pierna en una bolsa que, en su huida de la policía, se habría roto cayendo estas partes del cuerpo en la calle. Específicamente sobre una vereda de una de las sucursales del Supermercado La Anónima de calle Los Pozos, que fue donde dos chicos de unos 14 años hicieron el segundo hallazgo.

Ante ello, este sujeto comenzó a caminar para escapar de la policía y llegó hasta el Cuartel Central de Bomberos donde se entregó a la policía.

 

INDAGATORIA

En las próximas horas el juez Santiago Lozada procederá a tomarle declaración indagatoria a este hombre quien sigue detenido incomunicado en la Seccional Primera. La intención del magistrado es poder determinar el móvil de este sangriento homicidio que conmociona a toda la sociedad capitalina. Además el magistrado habría ordenado, durante la tarde de ayer, un control estricto de este sujeto quien habría intentado suicidarse ayer por la tarde dentro de su calabozo. Algunos pesquisas suponen que esa determinación la habría tomado al pensar el horrendo crimen que cometió.

Cabe destacar que en este caso trabajaron efectivos de la Unidad Regional Sur, Brigada de Investigaciones, Seccionales 1º y 4º como así también peritos de la División Criminalística, Tránsito y División Bomberos.

Los testigos que colaboraron en todo el procedimiento policial y judicial estuvieron desde el momento en que se produce el hallazgo de las primeras partes del cuerpo de la víctima, es decir desde la madrugada de ayer hasta bien entrada la tarde, pasadas las 19:00 cuando finalizaron las inspecciones oculares en los tres lugares donde se encontraron los miembros de la mujer.

 

¿Cuál es el perfil psicológico de estos homicidas?

¿Por qué tanta saña y violencia? ¿Los mueve la venganza, el odio o el placer? ¿Pueden calificarse de psicópatas a los autores de estos aberrantes hechos?

Para el psiquiatra forense Miguel Maldonado hay dos tipos de descuartizadores: los defensivos y los ofensivos.

“El defensivo, luego de matar, se pregunta cómo hacer para desaparecer el cadáver y por eso lo desmembra y trata de ocultarlo en distintos sitios. El descuartizador ofensivo, en cambio, muestra una inusitada furia asesina, y troza a la víctima aún viva. Actúa con máxima virulencia y por lo general es un psicópata”, explicó.

El especialista apuntó que “se han dado casos en los que los homicidas atontan a la víctima y la comienzan a descuartizar, para luego comer algunos órganos y hasta guardar el resto en heladeras”. “Los descuartizadores defensivos -agregó el psiquiatra -, por lo general, obran bajo influjos pasionales”.

“La historia criminal demuestra que hubo muchos casos impunes, en donde ni siquiera se pudo identificar a la víctima. Es que antes del descubrimiento del ADN como prueba pericial, si al cadáver le faltaban la cabeza y las manos, se dificultaba mucho la identificación”, agregó el psiquiatra.

Para el criminólogo Roberto Lockles, “los descuartizadores son psicópatas, que matan y cortan en partes a sus víctimas por venganza, pasión u odio y que sienten placer al hacerlo”.

“Prolongan el martirio del damnificado, más allá de la muerte, con la mira de causar mayor sufrimiento. No les alcanza con asesinar”, completó Lockles.

“Este tipo de delincuentes son psicópatas con bordes esquizofrénicos y son irrecuperables. Es que piensan que lo que hicieron está bien. Matan y descuartizan a prostitutas y travestis convencidos de que le hacen un bien a la moral y la sociedad”.

En opinión del criminólogo “La justicia juzga el homicidio -aclaró Lockles -, más no el descuartizamiento. El ensañamiento, que significa aumentar el sufrimiento de la víctima es un fuerte agravante. Pero para que eso suceda, es necesario que la víctima esté con vida. Un crimen de características espeluznantes, con un asesino que secciona el cuerpo de su víctima para complicar la identificación de la misma y el esclarecimiento del hecho, es para la ley un homicidio simple.

En esta línea, Lockles concluyó que “el Código Penal Argentino no sanciona a alguien por descuartizar un cadáver, salvo que las pericias demuestren que lo hizo cuando la víctima estaba viva y se compruebe que el agresor no es un psicópata”.

 

 

 

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI