SEMIOLOGÍA PSIQUIÁTRICA Y PSICOPATÍA

Sitio del Dr. Hugo Marietan

www.marietan.com    marietanweb@gmail.com

 Principal ] Artículos ] Psicopatía ] Esquizofrenia ] Docencia ] Poesías y cuentos ] Otros Autores ] Curso de Psicopatía ] Semiología Psiquiátrica ] Enlaces ] Cartas comentadas ] Depresión ]

Cartas comentadas:

Paco, el rebelde

 

Mx febrero 2006

Complete estos datos del presunto psicópata:

Edad:

R:  14

Estado civil

R:  soltero

Profesión, estudio o trabajo que realiza:

R:  Estudiante de 3° de secundaria y estudiante de flauta transversal

Lugar de residencia actual, ciudad, país:

R:  México.

Sexo:

R:  Masculino

Otro dato de interés:

R: 

 

Datos del que contesta el cuestionario (imprescindibles):

Edad:

R:  33

Lugar de residencia actual, ciudad, país:

R:  México

Sexo:

R:  Masculino

¿Qué relación tiene o tuvo con él?:

R:  Soy su padre

¿Cuánto duró/dura la relación?:

R: 

¿Qué es lo que más le hacía/hace sufrir?

R:  Su falta de comprensión, de empatía.

 

Cuestionario

 

¿Él sigue sus propias reglas, tiene códigos propios?

R:  Si, hace todo lo posible por realizar lo que desea, evalúa las consecuencias (castigos) de sus actos (desobediencia) y solo se contiene cuando realmente se siente afectado por la consecuencia.

 

¿Él piensa que no hay límite para sus acciones, que todo es posible?

R:  Si, al parecer vive en un mundo de fantasía, ha leído el último libro de Harry Potter 5 veces, va en la sexta, la última vez que le advertí que existen muchos riesgos en la calle para su tan corta edad respondió: Nunca me ha pasado algo.

 

¿Vive el hoy sin importarle el mañana, no planifica?

R: Una gran motivación para el es aparecer en público, quizás desea aceptación, reconocimiento, por eso su única meta en esta vida es estudiar música para ingresar a una orquesta sinfónica. Su plan es terminar la preparatoria (requisito indispensable para ingresar a un conservatorio) e irse a estudiar a Jalapa.  Pero él también se cierra a solo vivir el momento, antes de que no le importara cumplir con la hora de llegada (porque no había consecuencias serias como por ejemplo no tener acceso a Internet) regresaba a casa hasta que sus amigos consideran regresar a sus casas,  si por él fuera, se la pasaría aún mas tiempo con ellos,  muchas veces no le ha importado la hora de regreso. Cuando nos pide un permiso y le preguntamos ¿a que hora regresas? Se conforma con darnos un simple no sé, un no sé que indica una falta de planeación y de aceptación a que debe haber una hora oportuna de regreso.

 

¿Él hace lo que quiere sin importarle las consecuencias?

R: Las analiza, considero que un 50% aproximadamente las hace a costa de las consecuencias porque prefiere salirse con la suya. De las pocas veces que se ha contenido ha sido porque se le ha advertido que las consecuencia de su desobediencia va a ser no darle un trabajo (ir por su hermano menor a la escuela) y por lo tanto no se le va a pagar.

 

¿Ni premios ni castigos modifican su accionar?

R: En ocasiones si, como lo comente en la anterior respuesta, si le afecta la consecuencia se contiene, con dificultad, pero lo hace. El cambio de Paco ha sido paulatino, pero las últimas 4 semanas ha sido radical.

Ya descubrió que el puede hacer lo que quiera aunque no le importen las consecuencias.

 

 ¿Sólo cuenta él y lo que él quiere?

R:  Si Para Paco la vida es un juego en el que hay que ganar, a toda costa, está dispuesto a ejercer algunos sacrificios, los menos posibles, pero siempre hay que estar recibiendo algo a cambio. Si saluda, es solo si le conviene quedar bien, pero no le nace saludar, lo ve como algo inútil.

 

¿Hace girar a todos alrededor de él?

R:  Si, hace 3 semanas aproveché que estaba dispuesto a debatir puesto que queria dinero para comprarle un regalo a una amiga y lo comencé a interrogar:

 

- Paco, ¿tú te has puesto en el lugar de alguien, por ejemplo, tu mamá?

-No, no tengo por qué.

- Paco, ¿tú quieres a tu mamá?

-No

-¿Por qué no?

-¿Por qué si?

-¿A tus amigos los quieres?

-Tal vez.

-¿Por qué tus amigos son mas especiales?

-Yo sabré.

-¿Tu crees que para ser feliz hay que estar todo el tiempo recibiendo información tras una máquina de baile que te dice que movimientos debes hacer?

-No lo sé, tal vez, por lo menos lo voy a descubrir.

-Paco, ¿Eres honesto?

-No.

-Di por terminada la discusión y él al final dijo:

-¿Y que gané yo con todo esto?

 

¿Él, usa a las personas, es manipulador?

R:  Fue hasta que hace un mes fuimos mi esposa y yo a terapia con la psicóloga (Paco no aceptaba ir) y comenzamos a establecer firmemente los límites que caí en la cuenta de lo que es capaz de hacer y decir con tal de obtener lo que deseaba frases como:

-No creo que seas capaz de cumplirme ese castigo, no creo que quieras hechar a perder mi vida.

-Es que no confías en mí.

A mi esposa le dijo en una ocasión: - y tú por qué le haces caso a mi papá, ¿que no puedes pensar por ti misma?  Dame el dinero, yo sé que tú si quieres dármelo.

Cuando le interesa algo a Paco, suele ser bastante terco y convincente. Si le interesa conectarse a Internet, dice que le urge hacer una tarea.

No le gusta relacionarse con su familia, a menos que reciba algo a cambio, por ejemplo, ir a comer a algún lugar que sea de su agrado.

En cuanto a los juegos, Paco hace todo lo posible por ganar,  incluso trampa, no se fija en la diferencia de edades con su hermano y con sus primos. Si nota que tiene pocas posibilidades prefiere no participar

 

A continuación le detallo una discusión que surgió hace un mes.

-Paco, si te vas sin permiso hoy a la máquina del baile recuerda que va a volver a haber consecuencias.

-Cuales serían para saber si me conviene o no.

-Ya enterarás,  no te ocupes ahorita de eso.

4 o 5 veces me preguntó lo mismo, ¿cuales consecuencias?

Yo le intenté explicar que ya se estaba llenando el frasco y que podría ser algo mas serio.

-¿cuales consecuencias? volvió a preguntar

Hasta que su mamá le dijo. Paco, soy capaz de ir y sacarte de la escuela de música.

-No creo que lo harías.

-Claro que lo haría, ¿por qué no habría de hacerlo?

-Porque no creo que quieras echar a perder mi vida.

Mi esposa le dice: - tú solito te la estas complicando.

Le digo a Paco, -no intentes chantajearnos.

-Ese día se volvió a ir sin permiso

Le hablé a las 9 y le pregunté por qué no había llegado a casa, me dijo sin ningún reparo que había ido al cine con unos amigos.

-Paco, ven a la casa y afronta las consecuencias de tus actos, no busques a quien culpar, recuerda que tú eres el arquitecto de tu propio destino.

-Como sea- fue su respuesta.

Y me habló como a las 10, estaba en casa de un amigo, me dijo que había salido tarde del cine y quería que pasara por él.

-Paco, no puedo premiarte yendo por ti, que esperas para venir a la casa.

-Entonces me tengo que quedar aquí.

-Si te quedas ahí te voy a reportar en la policía porque eres menor de edad, vente ya para acá. Le dije  y colgué

Dieron las 11 y no llegaba, le volví a marcar.

-Me voy a quedar aquí a dormir- dijo

-Pásame a tu amigo.

-Para qué.

-Quiero saber donde estas.

-Me respondió un chavo que amablemente me dio su teléfono y dirección. Le pedí que me comunicara con sus papás y me dijo que su mamá ya se había dormido porque se tenía que levantar a las 5 de la mañana a trabajar pero que le había avisado de que se quedaba su amigo.

-Le traté de explicar que Paco tenía problemas de conducta y que se había salido sin permiso y que no podía premiarlo yendo por él.

-No se preocupe,  ya es tarde y si se va caminando lo puede agarrar una patrulla. Yo mañana en la mañana se lo subo a un camión.

Le dije que temprano hablaría por teléfono con su mamá.

Ese domingo pasado, Paco no llegó a dormir a su casa.

 

 

¿Quiere que otros se acoplen a sus proyectos sin importarle los proyectos de los demás?

R: Quiere que lo lleve a algún lugar que le queda lejos (le comento a mi esposa que me ve como su chofer).

 

¿El es seductor?

R: Tiene amigas, pero no le he conocida alguna permanente. Su Profesor de música me comentó que tenía una novia pero al parecer ya no siguen.

 

¿Es cruel?

R: A su hermano lo regaña severamente, analiza el comportamiento de nuestra perrita intimidandole y al parecer le agrada que le tenga miedo.

 

 

¿Pocas cosas le entretienen si no son intensas o de riesgo, se aburre?

R: Para entretenerse solo le atraen; Internet, videos de hentai violentos (por supuesto que ya se los prohibimos), los videojuegos (ya se lo quitamos), escuchar música rápida y clásica, asistir a la escuela de música e ir al centro a jugar en la máquina de baile. Le explicamos que en el centro hay mas riesgos, que vaya a una que esta mucho mas cerca de la casa, pero su argumento es que es mas barato en el centro y que no funciona bien la máquina que está cerca de la casa.

 

¿Él tuvo acusaciones de abuso o violación?

R:  No

 

¿Tolera frustrarse?

R:  No

 

¿Repite los errores?

R:  Sí

 

¿Él culpa a los otros de sus errores?

R:  Sí

 

¿Usted es el soporte económico de esta persona?

R:  Sí

 

¿Usted se siente usada por él?

R:  Sí

 

¿Él es muy creíble cuando miente?

R:  Sí

 

¿Usted le perdona las mentiras?

R:  Antes de asistir a terapia si.

 

¿Él usa la actuación para manipular?

R:  No lo sé.

 

¿Ha logrado que usted haga cosas que nunca hubiese hecho?

R:  Sí

 

¿Usted ha traicionado sus principios para complacerlo?

R:  No, Antes de asistir si llegué a ser demasiado condescendiente.

 

¿Le ha pedido que lo ayude a manipular a terceros?

R:  No

 

¿Uso violencia física, psíquica, moral o armada para dominarlo?

R:  Sí, en una ocasión en que no se le dio un permiso le aventó el teléfono a mi esposa, hace una semana poco a poco fue ejerciendo empujones hacia mi hasta llegar a lazarme golpes y patadas, yo lo abrace y el me mordió, me siguió lanzando golpes, me parece que es la primera vez que lo he visto llorar, no sé si de enojo, le dije que estaba bien que llorara y prefirió irse de la casa, mi esposa y yo no se lo permitimos.

 

¿Tiene algún signo o señal que anticipa que hará algo negativo o dañino?

R:  Mi esposa le descubrió en su libreta dibujos suyos de caricaturas con mucha violencia, también le descubrió un par de cuchillos.

En su pagina de Internet en su foro a puesto frases escalofriantes que yo había querido interpretar que simplemente había querido llamar la atención:

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido.

La venganza es un plato que se disfruta mejor frío.

La flauta es el mejor instrumento y yo soy el mejor flautista en este asqueroso mundo.

Hace un mes encendí la computadora y como imagen de fondo estaba un personaje de caricatura sosteniendo una cabeza degollada.

Ya se le indicó que para Navidad no va a recibir el nintendo wii, y un chantaje que utilizó es: no sé, pueden pasar muchas cosas.

 

¿Se muestra culpable o responsable de su accionar nocivo sobre los demás?

R:  No, nunca lo he escuchado pidiendo perdón.

 

¿Él degrada y descalifica a los demás?

R:  Ocasionalmente se ha burlado de su hermano.

 

¿Usted se reprime o inhibe por esta relación con él?

R:  Antes de tomar terapia, sí, en este momento estoy preocupado, se le hizo un electroencefalograma y su actividad eléctrica es correcta, el neurólogo lo analizó y su diagnóstico fue déficit de atención, le recetó un atidepresivo, pero mi esposa no acepta darle este medicamento hasta consultar mas recomendaciones. El lunes prácticamente lo obligamos a que asistiera a terapia, la psicóloga nos explicó ayer que no cooperó ni bajo amenaza de que si no cooperaba entraría en un juego mas difícil para él, su diagnóstico fue Trastorno de Oposición desafiante.

 

¿Usted, con él ha perdido autoestima?

R:  No lo sé.

 

¿Usted, sigue o vuelve con él haga lo que haga?

R:  Es mi hijo, lo voy a ayudar en todo lo que pueda.

 

¿Usted es temerosa o se ha vuelto temerosa por esta relación?

R:  Sí.

 

¿Él es insensible? ¿en qué lo demuestra?

R:  Solo piensa en él, no le preocupa los métodos que emplea para cumplir lo que desea.

 

¿Desea agregar algo más?

R:  Le agradezco su atención a este correo. Me gustaría saber que tan confiables podrían ser algunos estudios (mapeo, resonancia magnética) para estar seguros que el problema no es solo de conducta, porque mi esposa no acepta darle medicamento hasta comprobar que realmente lo requiere. Mi hijo tiene tanta energía que me gustaría encontrar la forma de ayudarle a canalizarla. El se cierra, no quiere ejercer un deporte (basket, natación) solo quiere actividades cerebrales, siempre esta moviendo 3 dedos). Y también solo se cierra a la música, en algún tiempo le gustó la Astronomía pero dice que ya no le gusta. Solo ha aceptado ir a clase de dibujo (pero él dice que dibujo japonés) y usted sabe lo violento y sensual (para su edad) que suele ser.

 

Saludos y le agradezco nuevamente su atención.

 

Francisco:

Lamentablemente este joven tiene varios rasgos compatibles con psicopatía. De todos modos, no podemos asegurar esto hasta que sea mayor o bien que realice actos socialmente graves.

Igualmente, téngalo en observación. Oponerse a sus deseos solo acarreará más problemas a ustedes. Sí, como padre, debe dar su opinión e intentar colocar algunos límites. Pero que a su vez no sean muy duros, porque es posible que sea peor el remedio que la enfermedad.

Trate de consultar en su país a un psiquiatra  experto en psicopatía para que lo asesore personalmente.

 

Saludos

 

Dr. Hugo Marietan, 17 de diciembre de 2006

 

 

17 de febrero de 2007

Subject: 3 consultas

Doctor Marietan:

Comienzo agradeciendo la información que publica en Internet, información que me ha ayudado a conocer la personalidad de mi hijo.

El motivo de mi correo es porque he entendido dos diferencias entre lo que he leído en su página y lo que nos ha expuesto el Psiquiatra, el Doctor Sergio, a quien hemos acudido mi esposa y yo.

Usted comenta que el término Trastorno no le parece indicado en la definición de un psicópata porque él nació así, es especial, diferente pero su personalidad nunca se deformó (trastornó).

En un correo usted contestó una carta al papá de un joven psicópata de 27 años:

“En los cursos que dicto sobre este tema hago, precisamente, hincapié en que los factores que rodean al psicópata no tienen capacidad de génesis, es decir no puede crear un psicópata. A los sumo, si el medio es desfavorable los rasgos psicopáticos se presentan antes o se intensifican un poco. Pero nada más. El psicópata germina en cualquier medio y bajo circunstancias favorables o desfavorables.

Este concepto es muy difícil de injertar en los colegas, ya que la mayoría vienen muy condicionados por las teorías psicológicas que acentúan demasiado la importancia del medio que rodea al individuo como generador de psicopatologías (psicoanalistas freudianos, lacanianos y otros).

En la psicopatía esto no es así.”

Está de más, pero le comento que mi esposa siempre me ha reclamado porque considera que yo quiero justificar la conducta de mi hijo porque tiene un problema neuronal siendo que el Psiquiatra al que hemos acudido nos ha explicado que el origen del problema con Francisco (mi hijo) es debido en un 90% a una inadecuada formación y un 10% a algún problema neuronal.

Tú le das más importancia a ese 10% como si valiera 100%. 10 no es nada, me ha dicho mi esposa, y eso de que mi hijo no siente culpa no lo creo, eso no es posible.

El error que cometimos en la formación de Francisco es no haberle impuesto desde pequeño nuestra autoridad, la obediencia no se le explica a un niño (no está en edad de madurarla), la obediencia se impone. De vez en cuando es necesaria una cachetada a tiempo, nos han explicado.  Yo entiendo esto así es que esta diferencia de opiniones yo la he querido razonar y solo he podido conjeturar que lo que el Doctor Sergio ha intentado es prepararnos, mentalizarnos para saber imponer la disciplina en nuestro hijo.

Y lo único que se me ocurrió responderle a Wendy ha sido que no es tan importante si cree o no cree que Paco no siente remordimiento, lo importante es que actuemos igual, de acuerdo al asesoramiento proporcionado por el Doctor Sergio. Pero, es en cuanto a este asesoramiento en donde comienzo a estar confundido, así es que le intento explicar la 2ª diferencia de opiniones que he percibido entre usted y el Doctor Sergio.

Le trato de explicar el diagnóstico del Doctor Sergio: ustedes permitieron que el trastorno oposicionista desafiante en su hijo (Paco tiene 14 años) se complicara y ya se convirtió ya en un trastorno disocial. Esta el riesgo de que se convierta en un trastorno antisocial.

El día anterior a esta consulta, Paco había amenazado con irse de la casa y lo había cumplido, así es que el Doctor nos explicó: se la tienen que jugar, si van a buscar a su hijo él regresará con sus reglas, sí, hay riesgos, pero no les queda de otra.

Aguantamos la incertidumbre, el temor a los riesgos, incluso una gran presión por parte de la familia de mi esposa, y nos esperamos 4 días. Solo buscamos noticias de él en el lugar de videojuegos que frecuenta y nos enteramos que se había estado quedando con un amigo distinto cada día.

Fuimos a consulta nuevamente y el Dr. nos dijo, está bien, ya pasaron 4 días, pueden ir a buscarlo, pero solamente le dirán que pasó Paco, vas a regresar, sino para ya no estarte esperando. Ese día regresó Paco, tarde pero regresó.

Entonces, lo único que se puede intentar es ayudar a Francisco a que se integre a la sociedad, nos explicó el Doctor, que se habitúe a las reglas, y se las empezamos a manejar a Francisco. La primera semana, después de que regresó se portó aceptablemente pero la segunda empezó a desobedecer, al grado que mintió diciendo que el sábado iría a un retiro espiritual (hasta firmamos su permiso y le dimos el dinero que se pedía) y regresó tarde oliendo a cigarro (después nos enteramos que faltó al retiro). Yo no estaba pero mi esposa me explicó lo que pasó, Paco quiso usar el DVD y ella no se lo permitió.

-¿Por qué no puedo usarlo?, es de todos.

-Es de todos mientras se obedezcan las reglas. Y le quitó los cables al DVD.

-No estés chingando. – En México es una maldición bastante ofensiva.-

- Aquí no vas a hablar así- le dijo mi esposa.

-Así hablo yo.

-Así hablarás de la puerta hacia fuera pero aquí no.

-De ahora en adelante así voy a hablar aquí también- le contestó y se salió sin permiso.

Cuando regresó ya tarde lo enfrenté: que pasó Paco, si vas a estar en esta casa vas a obedecer y a respetarnos, aquí está prohibido fumar, ver pornografía, a cambio te vamos a dar cariño, casa, comida y sustento. Para no extenderme demasiado le resumiré diciendo que empezó a romper cosas, intentó utilizar la violencia física, al no poder golpear a su mamá continuó con violencia verbal y solo se contuvo hasta que la vio decidida a hablarle a la policía mientras yo lo sujetaba.

Le pedimos que se fuera. Mi hijo lleva 2 semanas viviendo en la casa de mi suegra.

Y es aquí donde surge mi segunda confusión, porque mientras que el Doctor Sergio nos ha recomendado imponer nuestra autoridad, imponer nuestras condiciones, usted, (además de la Psicóloga que nos ha estado asesorando),  me ha recomendado no ser tan estricto. El 18 de diciembre usted respondió amablemente el cuestionario que le envié:

 “Lamentablemente este joven tiene varios rasgos compatibles con psicopatía. De todos modos no podemos asegurar esto hasta que sea mayor o bien que realice actos socialmente graves.

Igualmente, téngalo en observación. Oponerse a sus deseos solo le acarreará más problemas a ustedes. Sí, como padre, debe dar su opinión e intentar colocar algunos límites. Pero que a su vez no sean muy duros, porque es posible que sea peor el remedio que la enfermedad.

Trate de consultar en su país a un psiquiatra  experto en psicopatía para que lo asesore personalmente.”

Aprovecho este correo y le planteo una tercera duda o consulta que me parece complicada formular. Y me parece que en este tema tanto el Doctor Sergio como usted concuerdan. La única “solución” es tratar de que mi hijo se integre a la sociedad.

Pero si P daña a C lo que se debe hacer es mantener un “contacto cero” ha explicado usted:

“Debemos participar en la reconstrucción de la vida de esa persona (el complementario), fortalecer su autoestima y por sobre todas las cosas explicarles lo que le pasó, de qué se trata la psicopatía y mantener rígidamente una premisa: el Contacto Cero. Evitar, por todos los medios cualquier tipo de comunicación con Ps. Las primeras semanas son las más duras y se asemeja en mucho a un síndrome de abstinencia. El sufrimiento es intenso y si no se tienen claras las cosas se puede ceder y permitir algún tipo de comunicación y esto es como a un  alcohólico permitirle una copa de alcohol para evitarle el sufrimiento: todo vuelve a empezar otra vez.”

De momento parece exagerado pero me parece que mi esposa corre el riesgo de llegar a ser complementaria, me ha comentado: ¿tú crees que podremos llegar a acostumbrarnos a esto, a que llegue y nos amenace? Al día siguiente que Paco se fue con su abuelita me comentó antes de dormir: ¿No sientes que te hace falta Paco? a mi sí, no me acostumbro a que no esté aquí,  parece que a ti no te importa tu hijo. Al 3er día mi esposa me pidió el divorcio.

Y me parece que en este tema usted concuerda con el Doctor Sergio porque él nos ha dicho en la última consulta: olvídese ya de su hijo, mejor dedíquese al más chico porque si nomás piensa en el otro al más chico también lo va a perder.

 Pero ¿cómo se olvida a un hijo? Nos lavamos las manos y nos decimos por su propio bien para que entienda que hay consecuencias lo corremos de la casa y que Dios lo bendiga. ¿A los 14 años? Los casos que he leído los detectan cuando ya “maduraron”, o bueno por lo menos son personas de más de 20 años. Mi hijo tiene 14 y ya nos amenazó: los quiero muertos, algún día me vengaré cuando esto se les olvide, ha dicho cuando lo corrimos. Que Dios te Bendiga, fue la respuesta de su mamá, Dios no existe, gritó Francisco.

En fin, espero haber expresado correctamente mis 3 consultas y quedo a sus órdenes. Le agradezco muchísimo su atención a este correo.

 

Francisco:

En mi anterior comunicación le sugerí que se ponga en manos de un psiquiatra para que, in situ, maneje esta delicada cuestión.

Veo que ya lo ha hecho: el Dr. Sergio.

Siga sus indicaciones, él está en contacto con la familia y con el chico. Espero que Dios lo ilumine y sepa orientarlos.

Contraponerme a la distancia con mi diferencia de criterio no favorecerá a nadie.

Saludos

Dr. Hugo Marietan

 

El día 16/05/07, Francisco escribió:

Estimado Doctor Marietan

Me pareció interesante y acertado su artículo: Los extravagantes, Aprovechamiento social del psicópata

Aunque me tomo la libertad de expresarle mi punto de vista, le confieso que no puedo ser tan objetivo porque tengo relación directa con un extravagante.

Sinceramente, yo considero que son mas, muchísimo mas los problemas (por decirlo de alguna manera) que provocan, que sus aportes. No hay comparación, a mi parecer, aunque, no puedo evitar pensar al leer su artículo, ¿que pasaría si no existieran? ¿Son un mal necesario? Pues como suele decirse, la naturaleza no se equivoca.

Entiendo su punto de vista, pero es más fácil observar los hechos que plantear hipótesis, así es que le trataré de expresar por qué considero que debemos encontrar una relación mas adecuada con los extravagantes.

Aclaro que estoy conciente que a los extravagantes no se les debe acusar de todos los males del mundo. En distintos grados, pero todos, como sociedad hacemos nuestros aportes.

También aclaro que en ciertos momentos tengo el temor de querer cuadrar la teoría y tratar de ver en los que no piensan como yo, una personalidad psicópata, por ejemplo, en mi país, México, se acaba de legalizar el aborto en el Distrito Federal. No soy un gran moralista, pero es inconcebible para mi que sea legal el homicidio ante un ser totalmente indefenso. La única explicación que he alcanzado a suponer es que la política se maneja primordialmente por intereses, y por alguno que otro psicópata.

Le comento el caso de Carlos Salinas de Gortari, quien siendo niño asesinó a su sirvienta pero también fue un destacado presidente, emprendió reformas no populares pero necesarias y al final de su gobierno la mayoría teníamos de su proceder un concepto aceptable. Transcurridos unos cuantos días de su salida hubo una gran devaluación. El nuevo presidente, Zedillo, culpó a Salinas. Salinas por supuesto que culpó a Zedillo y al famoso error de diciembre.

Entre otras situaciones, Salinas también estuvo implicado en 2 crímenes políticos, pero fue su hermano quien estuvo preso por uno de ellos. En la cárcel, este se quejó bastante molesto de la traición de Carlos.

También cuando leo en las noticias las estrategias de los secuestradores, la única explicación convincente para mi es, si, son extravagantes, por lo menos los que guían y organizan a gente sin valores, gente manipulable que llega a habituarse a quitarle orejas o dedos a sus víctimas con tal de presionar aún mas y conseguir poder, o por lo menos dinero.

En mi país está la famosa lucha contra los narcotraficantes, quienes no se amedrentan y están dispuestos a pelear aún contra el ejército. Se dan el lujo de amenazar a nuestro actual presidente, por ejemplo ya mataron a un primo suyo y ellos no se andan con promesas, ellos actúan con tal de mantener o aumentar su poder. Y la única explicación que encuentro es, si, es gente que no tiene el sentimiento de culpa.

Mi lista de quejas continúa, pedófilos, asesinos, estafadores, padrotes, ladrones, publicistas, sin duda un considerable porcentaje de ellos extravagantes, así es que solo queda preguntarse, ¿Qué se puede hacer? ¿Cómo convivir con ellos?

En el ámbito familiar, le comparto que trato de ser asertivo y no solo explicar: si haces esto puedo pasar esto otro. No solo se debe platicar, se debe actuar, y se debe cumplir con las consecuencias, tanto con las motivaciones como con los castigos, por supuesto que no es fácil, es desgastante el egocentrismo, quizás este obsesivo correo es una muestra.

Socialmente, solo se me ocurre que se debe cambiar el trato hacia los delincuentes una vez que se les ha aprehendido. De acuerdo a lo que he leído, un gran porcentaje de psicópatas llegan a estar en la cárcel (en México se les llama "Centros de Readaptación"), pero es aquí donde incrementan su potencial delictivo. Es obvio que gente especializada debe establecer nuevas pautas a seguir.

Le agradezco su atención a este correo y quedo a sus órdenes.

 

Francisco:

Creo que debe releer, en el artículo, la metáfora de las abejas y los zánganos.

saludos

Dr. Marietan

 

17/julio/07

Estimado Doctor Marietan:

Me tomo la libertad de expresarle algunos comentarios acerca de su libro Despojo.

¿Hasta que punto es conveniente saber de lo que una persona es capaz de hacer?, ¿Qué tan conveniente es estar conciente de que a un ser no le importa en lo mas mínimo despojar (literalmente) la vida a la gente, sin importarle en lo mas mínimo, incluso aquella que lo aprecia?

¿No sería mejor ignorar que existe este increíble egocentrismo para no decaer en el pesimismo?, ¿no sería más conveniente desconocer esta información, como un intento de evitar llegar a vivir atrapado en la angustia ante un futuro desesperanzador?

¿Será por esto que los complementarios prefieren actuar así, cerrar los ojos, como un intento de evitar aceptar que es imposible un cambio positivo en el comportamiento del ser querido?

Estas preguntas me las he planteado y le comento que desde mi particular punto de vista, yo considero que es conveniente conocer y aceptar la información que existe al respecto.

Información recabada en base el método científico por lo que considero es sin duda confiable, mucho mas que aquella que se basa en nuestra intuicion o incluso en base a nuestros deseos. Debemos estar preparados y tener muy bien conceptualizados cuales son los límites, es decir, hasta que punto el comportamiento del ser con el que nos relacionamos se debe tolerar.

De no haber tenido yo contacto con un psicópata, su primer cuento, Despojo, me hubiera parecido el más inverosímil. Paradójicamente, me parece muy real la forma en que expresa el comportamiento del complementario.

Puede parecer inverosímil porque en este momento del cuento, el límite se ha traspasado desde hace ya algún tiempo, el matrimonio ha durado 10 años. En este tiempo Clarita paulatinamente ha ido imponiéndose y ha ido ganando “privilegios”. En este punto Paulino ha pasado de la tolerancia racional al sufrimiento abnegado, se ha acostumbrado a esto y su único consuelo y justificación es aferrarse a la idea de que Clarita debe madurar, “algún día ella entenderá y sabrá apreciar su amor incondicional”.

Doctor, lo felicito por su libro y por compartir su arte.

Le confieso que me deprimió un poco pero, considero que se debe entender que es lo que expresa, más allá del morbo o la crítica a la que están expuestos este tipo de personajes.

Por ejemplo, para mi, uno de los principales moralejas es que en cierta forma, debe ayudar a los complementarios a discernir hasta que punto pensarán continuar participando en el rol de víctimas que han decidido adoptar, porque,  si después de leer este tipo de información  continúan justificando lo injustificable, creo que solo queda tratar de explicarles algo así como el que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Pero este tipo de situaciones, no deja de parecerme un ciclo confuso, porque si trato de visualizar la perspectiva del victimario, me encuentro con un dilema, pues desde mi punto de vista, en el fondo ellos no son culpables por lo menos de no sentir culpa, y aqui me he empezado a confundir un poco despues de haber leído en un taller de encuentro matrimonial el siguiente concepto expuesto: la culpa no existe propiamente como sentimiento, el sentimiento que le corresponde es el de pena o verguenza. 

Por último, sé que usted sabe mejor que nadie la veracidad de su libro, pero le comento que, al definir las historias de su libro como cuentos me parece se les adjetiva de una forma optimista (o irónica quizá). Yo considero que son historias porque su esencia es real. Con excepción de “la carga”, en su libro no se narran historias producto de la imaginación. Es utópico que estas historias no se den, basta con leer el periódico el día de hoy para corroborarlo.

Saludos desde México y le agradezco su atención.

Atte: Francisco

 

 

13 de marzo de 2008

Estimado Doctor Marietan

Le he escrito 3 o 4 veces y usted siempre me ha ofrecido apoyo y orientación. Hoy acudo a usted porque nuevamente me he topado con una acción bastante desagradable de mi hijo.

Usted atiende bastantes correos, así es que a grandes rasgos le tratare de explicar como ha sido el desarrollo de la personalidad de mi hijo.

Después de observar en mi hijo señales de violencia a partir de los 13 años (en julio cumple 16dm), mi esposa y yo hemos acudido con una psicóloga, una neuropsicóloga, un neurólogo, un psicoperateuta y con 2 psiquiatras.

Los diagnósticos han sido en el siguiente orden: Epilepsia, depresión, Deficit de Atención. Trastorno Oposicionista Desafiante y finalmente el trastorno disocial. He entendido que como padres de familia, nuestra responsabilidad es orientarlo para que se integre a la sociedad, pues esta el riesgo de que el trastorno se convierta en antisocial.

Considero que hace poco mas de un año mi hijo vivía fuera de la realidad, en Diciembre del 2006 llego a intentar golpear a nosotros, sus padres, y nos falto al respeto. En este punto critico decidimos tomar el riesgo y no ceder ante su amenaza de irse de la casa, porque siempre mi temor a que se fuera era porque lo veía demasiado confiado, sin estar consciente de los riesgos (nunca me ha pasado nada, ha dicho).

La frase que he tenido que repetir en varias ocasiones ya me la se de memoria: hijo, hay consecuencias, si no cumples con lo básico no serás recibido en la casa. Y se ha ido, la primera vez un día, la segunda una semana y la ultima vez se fue de enero a mayo del 2007 a vivir con su abuela materna.

El 10 de mayo del 2007 regresó por conveniencia, pues teníamos que autorizar un viaje a la ciudad de México en vacaciones de verano pues se gano un puesto en la orquesta sinfónica infantil de México.

En junio ha realizado su ultima acción violenta, frustrado porque no se le pago su boleto para el baile de su graduación de secundaria (le explicamos que fue una consecuencia por haber robado dinero del negocio que tenemos ya que el lo atiende los domingos) rompió y quemo nuestros cuadros religiosos.

Esta ocasión estuve a punto de perder la paciencia, le dije a mi esposa, si le perdono esto entonces tendré que perdonar todo lo que quiera hacer.  A mi esposa le asusta que se vaya de la casa, pues con su mama se le cumplen todos sus caprichos y los 2 sabemos que esto lo perjudica aun mas.  Así es que en ese instante fue a hablar con una psicóloga a la cual le tenemos confianza. Ella le propuso que le diéramos una ultima oportunidad en lo que ella investigaba acerca de lugares en donde podría recibir atención psiquiátrica adecuada.

Eso hicimos, trate de negociar el que pagara (por lo menos económicamente) el daño que había hecho y al acudir con la psicóloga nos informo que no encontró algún lugar adecuado.

Entonces decidimos cumplir con nuestra palabra, le dijimos a nuestro hijo: Paco, es la ultima oportunidad, aprovéchala.

Desde entonces nos hemos mantenido enfrentamientos tan serios, aun continua siendo necio, insistente, cuando desea algo primero va con mi esposa porque sabe que no es tan estricta, entonces ella casi siempre lo manda conmigo y, si ha cumplido con lo básico (tender la cama, limpiar el patio cada tercer día) entonces casi siempre se le apoya con lo que solicita, pero me parece que el ya sabe que cuando le digo que no, es no.

Posiblemente le ha ayudado, en cierta forma, su cambio de religión, o por lo menos el dice que es cristiano, aunque seguido falta los domingos a su culto. Y como le digo a mi esposa, hasta parece que tiene suerte, porque de lo que he podido observar, sus amigos le tienen demasiada paciencia.

Antes no pedía las cosas, así es que lo que hemos realizado e incluso ya nos acostumbramos es a poner candados a las cosas que le interesa. Quitamos la televisión por cable, ahora la computadora tiene password, al dvd le quitamos los cables e incluso lo que hice la semana pasada fue instalar un candado al teléfono para bloquear las llamadas a celulares y de larga distancia.

Hace tiempo se lo había advertido mi esposa:

-Paco, utiliza el teléfono con moderación o si no tu papá va a cancelar las llamadas a celular.

-Que las quite, fue su respuesta.

Me parece que fue hasta este domingo cuando lo entendió.

Muchos detalles y situaciones son repetitivas, nos conocemos y sabemos como actúa y piensa cada quien.

Las situaciones en las que el intenta generar tensión (que afortunadamente me parece que han sido relativamente pocas) son aquellas en las que quiere imponer un nuevo privilegio o recuperar alguno perdido, por ejemplo, cuando no le permitimos que sus amigos se quedaran a dormir en nuestra casa.

Esto es a grandes rasgos la experiencia que mi esposa, mi hijo Carlos y yo hemos mantenido con mi hijo Paco.

Ahora le detallo lo que sucedió este domingo 9 de marzo por la tarde.

-Me dijo:

-Papa, necesito la computadora.

-Para?

-Para hacer la tarea.

-ok.

-Después de un tiempo mi esposa observa que esta chateando y le cuestiona acerca de la tarea.

Es que no la apunte, así es que estoy esperando a que alguien se conecte para que me la pase.

-Mi esposa le explica que no debe depender de los demás.

-Siempre me ha funcionado hacerle así para la tarea, no tengo por que cambiar.

Yo escucho su respuesta, le pido que se desconecte de Internet y le digo, ya es como la 3a vez que no apuntas la tarea, entonces a que vas a la escuela.

- Yo tampoco lo se, responde.

 (Paco va a la escuela porque tiene una motivación, estudiar en un conservatorio, y ahí le piden la preparatoria).

Mas de 10 veces pregunta entonces como voy a hacer la tarea?

- De quien es la tarea, tuya o mia?

- Mia

- Aja, es tu obligacion, no me preguntes a mi.

- Es que no la apunte, como le hago?

Mi esposa le da opciones:

- Hablale a tu prima y que te la pase

- No fue ella a clase, no se la sabe.

- Hablale a algun amigo.

- Nomas me se sus numeros celulares, el de sus casas no y ustedes quitaron las llamadas a celular.

- O sea que siempre les hablas a celular?

- si, pero sale a peso de celular a celular.

- si, pero no hablas desde celular, hablas de la casa.

- es que no voy bien en la escuela, es muy dificil estudiar musica y la prepa.

- entonces como el semestre pasado no tuviste problemas?

- es que le eche mas ganas a la prepa, pero en musica baje y ya no quiero bajar en música, no tengo tiempo.

-tiempo tienes, pasas mucho viendo el dvd y en la computadora.

- Y por que no? ¿Por que no puedo hacer lo que yo quiera?, yo solo quiero pasármela bien siempre.

-Eso es imposible Paco, siempre hay consecuencias, por eso han bajado tus calificaciones.

Mas tarde le comente a mi esposa su opinion, bueno, como siempre coincidimos en que solo son pretextos sus argumentos, pero me sorprendió lo que mi esposa me compartio. Es muy raro, yo despues le pregunte si realmente creia que nosotros estamos equivocados y me respondio que si. Tengo entendido que ellos saben distiguir el bien y el mal y que saben cuando estan mintiendo, por esto yo creo que el sabe que esta en un error, pero es tan convincente que me hace dudar, yo creo que el considera que le asiste la razon.

Solucionó su problema pidiéndole el celular a mi hijo menor, asi es que regresa a decirnos.

- Ya se que me dejaron de tarea.

- Ok, usa la computadora.

Yo le comenté a mi hijo Carlos que si le pedía Paco de nuevo el celular lo mandara conmigo, que le dijera que el saldo es mío, no de el.

Por la noche Paco estaba desesperado, era urgente que hiciera una llamada. Una y otra vez mi respuesta fue no.

- Si tan urgente es por que no compras saldo con tu dinero?

Me sorprendió, el cuida demasiado su dinero, pero el fue a comprar su saldo.

Y hoy encendí la computadora para revisar mi correo, y me llamo la atención que en el historial estuviera la siguiente pagina.

http://www.

Ha sido muy triste leer como se expresa mi hijo. Se lo tuve que comentar a mi esposa y ha sido duro para ella. Hemos mantenido esperanza hasta hoy, pero, es difícil mantener el optimismo, como dice mi esposa, Paco esta muy mal, muy pervertido. Y me parece que va a ser rechazado (y con razón). Entonces aunque el no lo admita, va a sufrir. Y bueno, que decir de la niña, yo me imagino que debe estar destrozada.

Mi esposa, totalmente desmoralizada me ha propuesto:

- ¿y si la buscamos vamos a hablar con ella?

- No podemos ir detrás de todos con quien se relaciona Paco, quizás el lío se haga mas grande. ¿Tu crees que le podemos ayudar o que ella nos pueda ayudar? Yo creo que la confundiríamos mas.

Y es desalentador para mi la posible integración de mi hijo a la sociedad. Le he comentado a mi esposa: yo creo que con esta forma de ser de Paco no solo lo van a rechazar las amigas, sino que también solamente le van a hacer caso aquellas con bajos principios.

Otra paginas que visitó fueron: …

Le agradezco su atención y sus posibles comentarios.

Saludos y gracias.

 

 

Francisco:

Han pasado dos años y no se han producido hechos psicopáticos. Ese es un buen indicio.

Paco es rebelde. Y tenaz. Y tolera “las consecuencias” de sus actos. Por lo tanto, darle castigos y medidas disciplinarias repetitivas, lo hará más rebelde aún.

Este tipo de muchacho, si no encuentra una armonía en la casa, son de irse de muy jovencitos de la casa, para estar en ambientes no tan controlados.

Por otra parte, Paco, tiene una afición sostenida con la música   ese es su refugio y su placer. Además es algo normal y positivo. Por lo tanto, NUNCA se debe amenazar con el tema de la música a este joven, para conseguir un efecto disciplinario.

Desde luego que los profesionales que lo atienden le darán otras indicaciones más precisas. Pero, sería deseable, que de los dos padres, la madre sea más tolerante Si se siente muy presionado, sus reacciones violentas serán más frecuentes.

Sé que es difícil, pero, Francisco, debe encontrar la manera de NEGOCIAR con su hijo, antes que imponerle reglas que intuimos que no va a cumplir.

Cordiales saludos

Dr. Hugo Marietan, marzo de 2008

 

 



Si desea dar su opinión o aporte escríbame a consultashm@gmail.com o click AQUI